Una herramienta de desarrollo turístico e industrial: avanza la conformación del clúster náutico

Con la firma del acta de intención por parte de los representantes de todos los sectores involucrados en el proyecto, comienza a tomar forma el clúster náutico en el distrito de Coronel Rosales, con el objetivo de transformarse en una herramienta que promoverá el desarrollo de actividades económicas no sólo en Punta Alta, sino también en la región.

Image description
Image description

Se firmará este lunes 9 de diciembre, a las 12 del mediodía, en el Centro Naval de Puerto Belgrano, un acta de entendimiento y cooperación sobre el proyecto del “Clúster náutico de la ría de la Bahía Blanca ”.

De la rubricación de la misma tomarán parte los intendentes municipales, tanto de Bahía Blanca como de Coronel Rosales, el presidente del Consorcio de Gestión del Puerto de Coronel Rosales, Lic. Guillermo Burgos, junto al Decano de la Universidad Tecnológica Nacional Facultad Regional Bahía Blanca, además del vicepresidente del Rotary Club Punta Alta, y la Armada Argentina.


La finalidad de dicho Acta es otorgar los avales necesarios para la puesta en marcha del proyecto a cargo de la UTN FRBB, que tiene por objeto conformar el mencionado clúster náutico de interés regional, que se desarrollará en tierras administradas por el Consorcio de Gestión del Puerto de Coronel Rosales.

Cabe mencionar que el proyecto estará a cargo de los docentes Arqs. Martín Gallego, Patricia Mailluquet y Diego Anciaume, y alumnos de la cátedra Diseño Arquitectónico, Planeamiento y Urbanismo del Departamento de Ingeniería Civil de la UTN bahiense.

Según anticiparon los impulsores de la iniciativa, se prevé que el futuro clúster náutico favorezca y promueva el desarrollo de actividades económicas y empresariales que impulsen la competitividad del sector náutico y a su vez permitan generar riqueza y ocupación de alto nivel, a través  de un ¨proyecto transversal basado en la innovación, la excelencia y la diversificación, constituyendo una herramienta de desarrollo turístico, deportivo e industrial¨, novedosa no solo para región, sino también en el país, convirtiéndose en el primer proyecto de esta naturaleza en el territorio argentino.

Tanto la creación de vínculos de colaboración intensos entre los diferentes agentes que tienen el mar como elemento identitario, a fin de buscar sinergias y canalizar nuevos negocios, acuerdos y proyectos comunes, como establecer las condiciones óptimas y un entorno de negocio favorable para reforzar la competitividad de las empresas y entidades que trabajan en el sector náutico, implementar acciones para fomentar la industria náutica, los segmentos consolidados y en crecimiento, así como los nichos de mercado emergentes y otras líneas de negocio estratégicas, e incrementar la oferta local para la actividad de las embarcaciones de recreo, aprovechando el potencial de negocio como motor y estímulo de una serie de subsectores y actividades, son algunos de los objetivo primarios que persigue en proyecto.

Desarrollo económico y empresarial, impulsando la competitividad del sector náutico

En este sentido, uno de los impulsores del mismo, como parte del Rotary Club rosaleño, Carlos Aramayo, en diálogo con IN Bahía Blanca, subrayó lo trascendente del mismo, considerando que ¨tenemos una ría inmensa, y muy poca gente que conoce su potencial. Por eso la necesidad de comenzar a darle forma a este proyecto, que nació como la idea de consolidar una marina, desarrollando un lugar donde atraquen todos los veleros, de distintas esloras, donde también hay guarderías de embarcaciones, restaurantes, oficinas, y demás. Luego el proyecto fue mutando, transformándose en regional, con la idea de que todos los clubes náuticos que operan en la ría de Bahía Blanca, se sumen a este clúster. En este sentido se fueron acoplando distintos actores, los intendentes, por supuesto el presidente del Consorcio de Gestión de Puerto Rosales, el Yacht Club Puerto Belgrano, y el ámbito académico, como en este caso la Universidad Tecnológica Nacional¨, destacó.

Asimismo, Aramayo también hizo hincapié en la ¨necesidad de que la gente conozca este proyecto. Con esta carta de intención que se firma, involucrando a diversos sectores, damos el primer paso para la cristalización de la iniciativa. Lo más importante es darle un valor agregado a esa marina que fue la idea inicial, conformando el clúster, y sumando empresas que se radiquen en el lugar, dedicadas a las reparaciones navales, a la fabricación de embarcaciones menores, a la venta de artículos que tienen que ver con la náutica, promoviendo así el desarrollo de actividades económicas, impulsando y dándole competitividad al sector náutico. Hay que tener en cuenta que es mucha la cantidad de embarcaciones en movimiento que hay en la ría, y muchas veces no salen por no tener el espacio físico para dejarlas. Y Puerto Rosales tiene un lugar excepcional para la radicación de este clúster¨, enfatizó el dirigente puntaltense.

En este marco, otro de los articuladores del proyecto, el presidente del Consorcio de Gestión del puerto de Coronel Rosales, Lic. Guillermo Burgos, destacó la importancia del primer paso en la búsqueda de la concreción de la iniciativa, porque ¨es innovador para toda la región, y viene a consolidar así una práctica tradicional como es la vela, con más de 100 años, con la consigna de volverla accesible a nuevos practicantes, generando a su vez mentalidad portuaria, y facilitando el desarrollo comercial y laboral con la instalación de proveedurías náuticas, e involucrando también a diversos sectores, que podrán instalarse en el marco de este clúster náutico¨, consideró.


A su tiempo, el Decano de la Facultad Regional Bahía Blanca de la UTN, Ing. Liberto Ércoli, evaluó que ¨tras la serie de reuniones que se vinieron dando desde el inicio con todos los sectores, desde los intendentes, las autoridades de la Armada, los presidentes de los puertos de las dos ciudades, convocados por el Rotary Club Punta Alta, se logró dar un paso importante en esto que significa el primer gran emprendimiento a gran escala regional que impulsan Punta Alta y Bahía Blanca, como cabeceras de región, pensando en que ambas ciudades tienen que ser un nodo turístico regional, y esta iniciativa es complementaria, porque en esto no hay ciudades ´compitiendo´, sino complementando recursos, funcionando como ciudades hermanas, como las que existen en otros países del mundo, entendiendo que lo que se hace en un lado no se hace en el otro, y articulando obras complementarias en beneficio de las dos. De esta manera, con la conformación de este clúster, se busca ordenar el deporte náutico en un solo lugar, promoviendo también la instalación de escuelas náuticas, talleres, alojar emprendimientos como el caso de los astilleros de pequeña escala, y generar desarrollo a largo plazo, que será muy beneficioso para las dos ciudades¨, remarcó el dirigente académico bahiense.

De este modo, con la firma de este documento que involucra a varios sectores de ambas ciudades, se comienza a plasmar la iniciativa de un conjunto de actores vinculados con el perfil marítimo, pensando y articulando esfuerzos en la búsqueda del desarrollo regional sustentable.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: