Termas de Médanos: cuarentena con facturación cero, sobrevivir con los ahorros y un futuro sin certezas

El complejo que se encuentra emplazado a 50 km de nuestra ciudad, se vio obligado a cerrar sus puertas el 19 de marzo y desde esa fecha no recibe la asistencia de público. “Estamos atravesando esta situación con incertidumbre y mucha preocupación por los plazos que se manejan de una posible vuelta y porque los recursos son limitados”, manifestó uno de los titulares en InfoNegocios Radio, en el aire de Radio 10.

Image description
Image description

El rubro del turismo es uno de los más castigados por la cuarentena decretada para combatir el coronavirus y el complejo termal de Médanos, ubicado a 50 kilómetros de la ciudad, no es la excepción. 

Ya a partir del 13 de marzo, estuvo abierto con un cupo restringido para 200 personas y se reforzaron las medidas de cuidado de la salud del personal y de los turistas, y seis días más tarde se vio obligado a cerrar sus puertas. 


“Estamos atravesando esta situación con incertidumbre y mucha preocupación por los plazos que se manejan de una posible vuelta y porque los recursos son limitados. Estamos quemando ahorros y descapitalizándonos para sostener la infraestructura y los gastos fijos”, manifestó Sergio Simoni, uno de los titulares del complejo termal, en InfoNegocios Radio

La cuarentena los encontró finalizando la temporada alta de verano y en este contexto de facturación cero se está utilizando todo lo recaudado en los primeros meses del año para afrontar los gastos correspondientes. 

“Enero y febrero fueron meses en los que trabajamos muy bien e incluso en marzo antes de cerrar también veníamos trabajando muy bien. Por lo general, al ser la temporada alta, hacemos los ahorros para cubrir lo que nos pueda faltar durante la temporada baja, pero estos ahorros no son eternos. Estamos con facturación cero y si es verdad el rumor que el rubro nuestro se podrá habilitar recién en noviembre o diciembre va a ser muy complicado poder llegar”, afirmó Simoni

A su vez, fue crítico con la actuación del municipio de Villarino durante estos meses de cuarentena. 

“La municipalidad ha sido muy poco proactiva. Por incapacidad o por temor siempre ha esperado lo que se ha hecho a nivel nacional o provincial y recién ahí levanta o no levanta una bandera. No ha generado protocolos, no ha salido a resolver los problemas de los comercios chicos y en este sentido no ha hecho ningún avance. En las consultas que hemos tenido nos han dicho que debemos esperar y considero que el municipio podría haberse dedicado a la parte económica o comercial del distrito”, afirmó el empresario villarinense.


Escenario de una posible vuelta

“La preocupación es que cuando esto se levante estimo que tendremos dos cuestiones que nos van a jugar en contra: el temor que pueda quedar por los posibles contagios y la parte económica de la gente porque una de las grandes incógnitas que tenemos es cómo nos va a responder el público", evaluó.  

“Debido a la situación económica probablemente haya más consumo regional que internacional. El problema va a pasar por saber que tan hondo ha calado la crisis en la gente y lo vamos a saber cuando vuelva a consumir”, agregó Simoni, de cara al futuro. 

Finalmente admitió que el año está perdido y que de seguir así llegarán con lo justo a los últimos meses del año. “Si bien somos una empresa familiar, ordenada y tenemos algún tipo de flexibilidad que otros no tienen cómo no pagar alquiler ni créditos, de seguir así vamos a llegar a los últimos meses del año con lo justo. Lamentablemente el año ya está perdido en todos los sentidos”, cerró Simoni.  

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: