Santino: otro negocio que cierra (otra víctima de la cuarentena)

El histórico restaurante de Dorrego 38, comunicó en los últimos días que cerrará definitivamente sus puertas luego de 23 años de funcionamiento. Ya venía con problemas económicos y la pandemia terminó siendo la gota que rebalsó el vaso. 

Image description

Luego de 23 años de funcionamiento, el restaurante bahiense Santino cerró definitivamente sus puertas en medio de la cuarentena que atraviesa el país por el coronavirus.

El negocio ya venía con algunos inconvenientes, al sufrir el doble impacto de la crisis económica de los últimos años sumado a la gran cantidad de impuestos y la pandemia terminó siendo el golpe de knock-out.


“Desgraciadamente fue un proceso que tuvo que terminar. El negocio no venía bien, atravesando la crisis de los últimos años, y esta pandemia terminó siendo la gota que rebalsó el vaso” manifestó Alberto Torres, titular de Santino, en diálogo con InfoNegocios Radio

También explicó los motivos que lo llevaron a tomar esta decisión: “hubo una reducción en la clientela, pero el motivo principal del cierre son las grandes cargas sociales e impositivas que hay que afrontar. Me la pasaba todo el día en el negocio y no se puede trabajar para no ganar plata y cubrir solamente los gastos”.

“Los sueldos son casi lo que menos repercute, porque desgraciadamente el sueldo de los empleados no es el que les corresponde. Se llevan más las leyes sociales, sindicatos e impuestos que lo que gana el empleado, que debería ganar mucho más”. 

Además sostuvo que al momento del cierre contaba con doce empleados y que si bien venían trabajando con el servicio de delivery desde abril, “la ganancia era insignificante”.  

Situación de colegas

“Prácticamente están casi todos en la misma situación. Quizás los más jóvenes deciden aguantar un poco más, pero yo planté bandera”, aseguró el comerciante bahiense. 


Agradecimiento a los clientes 

Luego de un posteo en la página de Facebook del restaurante, muchos clientes comentaron la publicación brindando palabras de apoyo y agradecimiento por los años de servicio brindados.   

 “Es una enorme gratificación y una inmensa caricia al alma. El recuerdo de los clientes me lo voy a llevar para toda la vida”, finalizó afirmando Torres.  

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: