Industria bahiense: ¿el año con el nivel más bajo de demanda laboral?

En el último informe llevado a cabo por el Centro de Estudios Económicos de la Unión Industrial de nuestra ciudad se vieron reflejados números alarmantes en lo que a la demanda laboral industrial bahiense respecta. La baja fue de casi 6% en el bimestre septiembre- octubre, en relación con julio- agosto, y acumula en un año una baja de 28,9%.

Image description

El Centro de Estudios Económicos de la Unión Industrial de nuestra ciudad reveló en las últimas horas los guarismos que arrojó el último informe respecto a la demanda laboral industrial de Bahía Blanca. ¿El escenario? Nada alentador. 

Los dígitos continúan decreciendo, y en lo que va del 2019 acumula una baja del 28,9%.  


En el último relevamiento quedó de manifiesto que la demanda de empleo cayó casi un 6 por ciento en el bimestre septiembre-octubre, tomando como referencia lo ocurrido durante los meses de julio y agosto pasados, y la caída interanual fue el 28.9 por ciento.

El CEEUIBB observó además que la principal caída de la demanda laboral se dio en dos sectores: por un lado la denominada agroindustria y por el otro, alimentos y bebidas.

Martín Goslino, economista jefe del organismo económico local, dialogó con IN Bahía Blanca, y profundizó respecto de las causas y las expectativas de un sector ampliamente golpeado por una crisis que aún muestra secuelas. 

El economista bahiense comenzó puntualizando que ¨desde el CEEUIBB medimos las solicitudes de puestos de trabajo que hacen las empresas industriales en Bahía Blanca, que pueden ser para crear puestos nuevos, o para reemplazar puestos existentes. Lo medimos desde abril de 2014 en adelante, de forma bimestral¨, recordó, al tiempo que detalló que ¨en este quinto bimestre tuvimos nuevamente una caída del 5,8% respecto al bimestre anterior, que si la medimos respecto al año anterior representa una baja del 28,9%, y lo más preocupante es que en este año estamos transitando los niveles más bajo del índice, desde que comenzamos a observarlo a la fecha¨.  

Por cada 10 puestos de trabajo que se solicitaban en abril de 2014, hoy se solicitan tres, ¨lo cual significa que hay poca, o nada, creación de empleo, y que los puestos que quedan vacantes no son reemplazados¨, analizó el economista.

El factor político, otra clave

Goslino subrayó además que la falta de certezas en cuanto al escenario político de nuestro país tuvo una injerencia clave en las decisiones de los empresarios industriales, ya que ¨había que esperar a los resultados de las elecciones generales, para saber qué rumbo económico iba a tomar el nuevo presidente, y las empresas consultoras de empleo nos informan que entre septiembre y octubre se suspendieron todas las búsquedas de empleo, excepto las imprescindibles, a la espera de cómo se resolvía todo. Ahora que ya se resolvió, se puede despejar el horizonte político, pero difícilmente se pueda reflejar el horizonte económico¨, destacó.

Asimismo, en cuanto a las expectativas del sector, el economista afirmó que ¨es muy probable que cerremos el año con el nivel más bajo de demanda laboral industrial, porque yo no creo que en el sexto bimestre la economía pegue un salto tan grande que haga que el índice de 2019 suba. Para mí va a ser el año más crítico¨, remarcó.


Finalmente, Goslino hizo hincapié en los factores con más injerencia en la situación que hoy atraviesan las empresas industriales bahienses, considerando que ¨la situación económica para la producción industrial claramente muestra que hoy se está con una presión tributaria altísima, con muy pocas ventas por la caída del consumo, y sin acceso al crédito como factor determinante también. Los créditos a tasas exorbitantes le complican al empresario no sólo invertir, sino también la operatoria diaria¨, evaluó el profesional bahiense. 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: