Goslino y la temperatura de las empresas bahienses: “Los empresarios piensan a futuro un escenario de alta inflación y alto dólar”

El titular del Centro de Estudios Económicos de la Unión Industrial pasó por los micrófonos de InfoNegocios Radio y analizó los resultados que arrojaron la segunda medición del Índice de Confianza Empresaria PYME

Image description

En los primeros días del mes, la Unión Industrial dio a conocer los resultados de la segunda medición del Índice de Confianza Empresaria Pyme en la ciudad y la región. 

Dicho indicador, que se mide tres veces en el año, se colocó en 38 puntos en la segunda ola del año (agosto), lo que representa una mejora del 30% a comparación de la ola anterior.  


“Hubo un repunte de la confianza a nivel previo de la cuarentena en Bahía y la región. Durante la primera medición se produjo una caída de la confianza debido a que muchas empresas no podían levantar su persiana para producir y para esta segunda medición salimos de esa situación porque prácticamente todas las empresas industriales están operativas, lo que produjo que la confianza levante. Sin embargo, estamos en niveles de confianza muy bajos, similares a los del año 2014”, indicó Martín Goslino, titular del Centro de Estudios Económicos de la Unión Industrial, en InfoNegocios Radio.

“El estado de ánimo de las empresas se compone básicamente de dos factores: cómo se percibe la situación actual y qué expectativas se tienen para el mediano plazo. La primera medición agarró de lleno a los empresarios con la persiana baja, lo que hizo que la confianza esté por el piso al no poder producir y que ni siquiera se piense en las expectativas a futuro. En cambio cuando comenzás a estar un poco mejor, empieza a tallar qué estás esperando para los meses venideros”, agregó.  

El informe también destacó que con respecto a las perspectivas de inversión de los empresarios, el 58% de los encuestados de la región considera que el actual es un momento oportuno para invertir en maquinarias y equipos (de tener los recursos) pensando en los valores del dólar y la inflación para finales del 2020.

“Hace tres o cuatro mediciones estábamos aproximadamente en una relación de 70/30 que era un mal momento para invertir. En esta medición el 58% nos dijo que es un buen momento, siempre y cuando se tenga los recursos para poder hacerlo, porque no se sabe cuánto va a estar el dólar ni cuánto va a ser la inflación a fin de año, pero seguro va a estar todo mucho más caro. Los empresarios piensan a futuro un escenario de alta inflación y alto dólar”, comentó el economista bahiense.

También manifestó que “de ese 58% uno puede inferir que las empresas más grandes, de primera línea y que tienen un respaldo internacional son las que pueden llegar a invertir. De todas formas son casos excepcionales”. 

Emisión monetaria y bajo nivel de demanda

“En la medida que las empresas puedan trabajar empiezan a generarse los ingresos y a restablecerse la cadena de pagos, pero lo que también fuimos viendo fue que la operatividad tiene un nivel de demanda más bajo. El sector industrial depende de la demanda de las personas lo que hace que se produzcan más o menos bienes y lo que hay que decir es que estamos atravesando una situación crítica a nivel social y macroeconómico”, analizó.


“La emisión monetaria está al rojo vivo y en algún momento va a ser eclosión. No es hoy porque estamos con una demanda bajísima, pero cuando se empiece a reactivar los pesos que están circulando se van a volcar al consumo y van a subir los precios”, opinó. 

Por último, adelantó que el próximo informe en el que está trabajando la Unión es sobre el Índice de Costos de la industria bahiense durante el tercer trimestre del 2020, el cual estará disponible para los primeros días de octubre. 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: