"En épocas de crisis, es cuando más le sirve a las empresas el respaldo de la Unión Industrial"

El director ejecutivo de la Unión Industrial estuvo como invitado en InfoNegocios Radio y analizó los avances de la entidad en los últimos años como así también los proyectos y la realidad bahiense. 

Image description

Ricardo Rabbione, director ejecutivo de la Unión Industrial desde fines del 2005, contó la evolución que ha tenido la entidad en estos quince años: “Si bien había proyectos a realizar, la entidad en ese momento tenía una situación financiera muy complicada, teniendo solamente 41 empresas asociadas a fines del 2005 y porque todavía no había podido superar los coletazos del 2001. Era un momento difícil, pero se alinearon los planetas y el proyecto principal que teníamos del lanzamiento del periódico Tiempo Industrial lo pudimos lograr en mayo del 2006. A su vez debíamos incrementar el número de socios, para lo cual empezamos a celebrar convenios con entidades prestatarias de salud para que puedan darle precios diferenciales a nuestros asociados y en función de eso íbamos ofreciendo esos descuentos a cambio que fueran asociándose a la entidad. El lanzamiento del periódico también nos ayudó mucho y a partir del 2007/2008 la entidad tomó un impulso que no se ha detenido hasta el día de hoy. Actualmente tenemos un universo que varía entre 220 y 250 empresas asociadas, desde las grandes empresas de siempre hasta pymes de dos o tres empleados”.  


También manifestó que durante ese tiempo y hasta el 2012 fueron los años de mayor crecimiento al incorporar alrededor de 170 empresas pymes, sumado a las empresas grandes que ya formaban parte. “Creemos que esto es muy beneficioso porque las pymes pueden estar en contacto con esas grandes empresas a través de programas que creó la institución”.  

Además sostuvo que lo más difícil fue el cambio cultural de concientizar a las pequeñas y medianas empresas que tienen que estar asociadas a una cámara aunque a veces piensen que la cuota que pagan no les brinda un rédito inmediato. “Trabajamos para que ante una situación de conflicto la institución pueda mediar para poder ayudar a resolver los problemas de las empresas”. 

El trabajo en épocas de crisis

“En épocas de crisis, les decimos a las empresas que es cuando más tienen que estar adheridas a la cámara y si no pueden pagar pero tienen la voluntad de pertenecer y entender porqué pertenecen, la Unión Industrial los va a esperar el tiempo que sea. No recuerdo en quince años haber sacado una empresa porque no pudo pagar”, analizó el ingeniero bahiense. 

Clúster Plastiquero 

“No es algo tan nuevo porque hace algunos años que se viene hablando de la posibilidad que se pueda procesar la materia prima que generan las empresas del polo petroquímico. Cuando se creó el parque industrial, hace más de veinte años, una de las premisas era albergar empresas que le dieran cadena de valor a la materia prima de las empresas del polo. El problema estuvo en que se tomaron decisiones individualistas y en lo que hemos avanzado es en convocar al Sindicato de Petroquímicos, con el objeto de arribar a un convenio, ya que ellos también tenían una idea similar, para luego ver al intendente y que se pueda llevar a cabo. Se mostró interesado y a disposición y ahora estamos en la última etapa que es tratar de acordar con las empresas. Lo que queremos es que estas empresas dejen un porcentaje mínimo de su producción con un descuento del 15/20%. Si podemos lograrlo estaríamos, entre otros objetivos, impactando favorablemente en la actividad del plástico de Bahía Blanca”, confió el dirigente local.

En este sentido, además consideró que lo que necesita la ciudad es que los dirigentes se pongan de acuerdo para trabajar por el interés en conjunto y no por el de las partes. “Creo que Bahía tiene todas las condiciones y gente muy capaz individualmente, pero considero que después falta un seguimiento de los proyectos y para eso hay que pensar en el interés colectivo y no en el individual. El camino para nosotros es firmar con todos los actores de la sociedad y hacer sinergias en serio para empujar los proyectos”.  

Análisis del 2019 y pronósticos para 2020

“El 2019 fue uno de los años más duros, sobre todo después de agosto con el resultado de las PASO. A partir de ahí se generó un escenario de incertidumbre, sumado a que las empresas ya venían golpeadas por el dólar, la recesión y falta de actividad, lo que generó que estuvieran peor. Nosotros como Unión Industrial tenemos que defender los intereses de las empresas con el gobierno que sea, tratando de tener la mejor de las relaciones con las personas que toman las decisiones”. 

A su vez agregó que es difícil hacer pronósticos para este 2020 por todo lo que se está viviendo en materia de coronavirus. “Hay que estar preparado para afrontar las consecuencias, que seguramente van a ser devastadoras en todo el mundo y a todo esto hay que agregarle nuestros propios problemas. Lo que yo recomendaría es esperar y aguantar”, evaluó. 


Definición del empresario argentino

“Al empresario argentino todavía le falta mucho para ponerse los pantalones largos. Considero que tiene su cuota aparte de culpabilidad que el país lleve 70/80 años de atraso. Cuando pasan tres, cuatro o cinco generaciones y el país vive por debajo de su potencialidad y de su capacidad de desarrollo, hay que empezar a mirar a la gente que lo habita. No se puede echar siempre la culpa al gobierno anterior, hay algo estructural de base que está mal, pero también considero que va a cambiar porque Argentina es un país joven de 200 años y los cambios se van a dar y van a ser positivos. Los jóvenes tienen que hacer un país mejor que el que hicimos nosotros”, finalizó afirmando Rabbione.    

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: