Se termina el congelamiento en los precios en TV por cable, internet y telefonía: ¿cuánto subirán las tarifas?

El congelamiento en los precios de los servicios de televisión paga, internet y telefonía llega a su fin: a partir del primero de septiembre, las principales compañías de esos mercados aplicarán aumentos de entre 10% y 13% en los distintos planes que brindan.

Image description

El Gobierno ya está al tanto de estos movimientos y, ante una consulta, funcionarios del área comentaron que se encuentran negociando un escalonamiento de los incrementos ya planteados por las compañías. "Queremos que los aumentos se distribuyan a lo largo del próximo trimestre", dijo la fuente.

La idea de los funcionarios es que los ajustes de precios puedan escalonarse, de manera tal de aliviar las cuentas de los hogares en medio de la pandemia, y en momentos en que el Gobierno privilegia un regreso paulatino de la población a sus trabajos.


Las empresas ya avisaron de los aumentos

Las distintas empresas que brindan servicios de televisión por cable, internet y de telefonía móvil ya enviaron las notificaciones con los aumentos de precios a sus clientes.

En un primer momento, el Gobierno tenía la intención de que el congelamiento de los valores de estos servicios -hoy considerados esenciales ya que, en medio de la pandemia, gran cantidad de gente trabaja desde sus hogares- se extendiera hasta fin de año. Pero las negociaciones con las compañías terminaron sin acuerdo.

Antes de fin de mes, el Gobierno tendrá que tomar la decisión sobre otras cuestiones que se suspendieron por la pandemia. Por caso, la suspensión de pagos de las cuotas de los créditos otorgados a millones de jubilados, pensionados y beneficiarios de AUH. La medida beneficiará a 6,7 millones de beneficiarios, que en su momento sacaron créditos a tasas de interés subsidiadas.

Durante el próximo mes, la ANSES evaluará si, directamente, suspende el pago de las cuotas en lo que queda del año.

La decisión está en línea con las medidas de alivio a los consumidores en plena pandemia: el congelamiento de las tarifas de los servicios públicos y del transporte hasta fines de año, también los costos de los servicios de telefonía, internet y televisión paga (hasta fines de agosto), el congelamiento de los precios de los alquileres y la posibilidad de postergar los pagos de los créditos bancarios hasta el final del crédito, ya dispuesto por el Banco Central, al menos hasta finales de septiembre.

Junto con la suspensión de los pagos de las cuotas de los créditos ya otorgados, la ANSES extendió por 24 meses la vida de esas líneas, de manera de aliviar a futuro el presupuesto de los jubilados y pensionados.


A principios de año, la ANSES aplicó una reducción de la tasa de interés anual sobre los préstamos: del 42% al 31,5% en el caso de los jubilados y del 48% al 36% para los titulares de AUH y asignaciones familiares. 

El monto de estas líneas va desde $ 5.000 hasta $ 200.000 y se puede devolver en 24, 36, 48 o 60 cuotas. Para tener en cuenta: la cuota no puede exceder el 20% del ingreso mensual y el crédito se deposita en la cuenta bancaria dentro de los cinco días hábiles.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: