Monopatines, entre la innovación tecnológica y el atraso estatal

Ya se venden en la ciudad los nuevos dispositivos eléctricos y sustentables, pero aún no hay legislación. 

Image description
Image description

Se está comercializando en Bahía Blanca un novedoso sistema de movilidad, cuyas virtudes son la recarga eléctrica, la sustentabilidad y en consecuencia, los bajos costos.

Se trata de monopatines a batería, que ya se venden mundialmente y en la ciudad comenzaron a verse en la vía pública.

La particularidad de esta nueva aparatología es su amplio abanico de opciones, desde su autonomía hasta su velocidad máxima. Cuentan además con medidas de seguridad como frenos, luz frontal, reflector trasero, suspensión y bocina. Los más sofisticados, agregan display digital, señales de giro, llave con control y faros integrados.

Gonzalo, propietario de MotoZone, local del rubro motos ubicado en Villarino 555, detalló las bondades de los monopatines en diálogo con IN Bahía Blanca, al destacar que “es un sistema de transporte casi sin costos, que no utiliza combustible y escaso mantenimiento”.

“Es muy fácil para maniobrar entre el tráfico, y con un cálculo que con menos de 20 pesos de gasto de corriente eléctrica, se pueden hacer hasta 40 kilómetros”, agregó.

Las líneas más accesibles de la firma Kasia, que van de los $ 35.000 a $ 50.000, llegan a una velocidad de 25 kilómetros por hora, y 25 kilómetros de autonomía. En el caso del Dualtrón, de alta gama y a un valor de $ 184.000, puede viajar a 90 km/h y 90 de autonomía.

“Estamos trayendo todas las variantes de movilidad eléctrica. Y seguramente en septiembre incorporemos nuevas marcas de monopatín, y de motocicletas, incluso tipo motocross”, adelantó su propietario.

Sin embargo, en Bahía Blanca todavía no hay legislación en tal sentido. Y la preocupación no radica únicamente en el establecimiento de pautas, sino fundamentalmente en los atrasos en el fomento y promoción de estas nuevas formas, ecológicas y sustentables. Inclusive, sectores de la sociedad y hasta políticos, todavía cuestionan el uso de bicisendas.

Hace escasas semanas, en la ciudad de Buenos Aires, se aprobó la ley que los regula. Según la norma, estos dispositivos de movilidad personal pueden usarse en las ciclovías, en tanto que en calles que poseen carril exclusivo, por el lado derecho. La velocidad máxima permitida es de 25 kilómetros por hora, y deben ser conducidos por mayores de 16 años, con portación de DNI, y sin posibilidad de acompañante.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: