Emme Bistró : ¨Nuestra especialidad es cocinar¨

De la mano de ¨el Vasco¨ Aristizábal, hicimos una recorrida por los sabores de una cocina bahiense distinta. EMME Bistró propone los mismos ingredientes, en otro concepto de gastronomía.

Image description
Image description

Para quien hoy por hoy no puede imaginar su vida lejos de la cocina, y no tiene claro aún si fue él quien descubrió la pasión por cocinar, o esa pasión lo encontró a él, pensar en vivir haciendo otra cosa es ya poco menos que ciencia ficción.

Poco podríamos encontrar en el ¨Vasco¨ de ese estudiante de Comercialización, que proyectaba su vida detrás de un escritorio, no hace tantos años atrás.
Aquel flyer promocionando un curso de coctelería, que finalmente tomó, y que le llegó por accidente, fue quizás el comienzo de lo que hoy conocemos como uno de los cocineros más respetados de nuestra ciudad.

¨La cocina es amor¨, define Aristizábal, tercera generación heredera del apodo ¨el Vasco¨, cara visible y autor del lugar donde todos los días canaliza su inspiración, y la traduce en platos. El amor, y la inspiración, transformada en propuestas para un público bahiense con el paladar cada vez más exigente.
Allá por 2014 nació la idea de lo que hoy es EMME Bistró, ubicado en Av. Alem y 11 de abril, y que cuenta con un equipo de 4 personas en la cocina, y 3 / 4 personas atendiendo al público y que, según enfatiza el Vasco, está comprometido con una propuesta de trabajo a largo plazo.

¨El mercado gastronómico evoluciona muy lentamente, y quizás a destiempo de las otras ciudades grandes¨, nos dice el Vasco, mientras nos acomodamos para conversar.

No obstante, analiza que se trata de un público en un rango etario ¨muy abierto, donde todavía pueden convivir restaurantes clásicos, con propuestas mucho más modernas como una cervecería, quizás¨.

Originalidad en la propuesta

En EMME Bistró se pone mucha atención al hecho de que ningún plato de su carta se repita en otro restaurante, ¨y eso parte de un estudio minucioso que hacemos. Por ejemplo, si yo quiero sacar un abadejo, busco que ese abadejo, con esas características no se repita en otro lado. Eso lo aplicamos desde los sándwiches a las ensaladas, cualquier plato principal, o cualquier postre¨, comenta Aristizábal.

Álvaro tiene claro que la competencia gastronómica debe ir por el lado de la calidad, y no por el precio, y la cocina es justamente un mercado que ha venido aggiornándose  en nuestra ciudad, con el llamado ¨boom de las cervecerías¨, y la aparición de innumerables cervecerías artesanales, que evalúa como ¨una expresión de la moda, con más de 25 propuestas cerveceras en nuestra ciudad, que todas giran alrededor de lo mismo, pero que ya ha entrado en una meseta, y comienzan a competir entre ellas por el precio de la cerveza, pero sin tener muchas cosas diferentes para aportar. Entonces la gente empieza a buscar precio, lo que obliga a bajar costos, y se transforma en una frazada corta la cuestión¨, analiza el cheff bahiense.

Reinventar la cocina en cada plato

¨No nos vamos a animar a cocinar un pato con salsa de cerezas negras, porque Bahía Blanca no tiene el mercado para esa propuesta. Pero sí podemos proponer algo diferente”, resume.

No obstante, el Vasco, es un defensor de la cocina clásica, la de todos los días, preparada con recetas clásicas. “Porque la gente sale a disfrutar un plato diferente cuando tiene la posibilidad de salir a comer con la mujer, o con los amigos, pero no en el día a día. Allí es cuando son importantes las minutas, cuando por allí se dispone de una hora para almorzar en la oficina, proponemos también una alternativa clásica en una vianda¨, amplía.

¿Qué comemos hoy?

En EMME Bistró las propuestas son variadas, y al alcance de todos los bolsillos, con diferentes promociones.

Los martes son día de olla, con un menú fijo ¨contundente y calórico¨, más una copa de vino y un flan casero.

Otra alternativa, pensada para dos en este caso, permite disfrutar de un menú especial, los miércoles y jueves, que incluye la entrada, el plato principal (con dos opciones disponibles), el postre, y una bebida sin alcohol.

Finalmente, Álvaro subraya el hecho de que otra característica de EMME es que ¨todo se cocina en el momento. Las carnes se cocinan en el momento, no están marcadas, las pastas son caseras, por lo que habitualmente se tarda lo que tarda en prepararse y cocinarse un plato como corresponde, en condiciones dignas, y la gente viene a EMME dispuesta, porque sabe que todo se prepara en el momento¨, puntualiza.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: