De Bahía a la Casa Rosada: Dante Liporace, el chef presidencial

Oriundo de nuestra ciudad, Dante Liporace, es hoy el cocinero que se ocupa de la gastronomía de la Casa Rosada. Un bahiense que se atrevió a ir tras sus sueños.
 

Image description

Aunque se fue hace prácticamente dos décadas de Bahía Blanca, Dante, de 40 años hoy, desde 2016, se hace cargo de la cocina presidencial en la Casa Rosada, lo que sin dudas marcó ¨un antes y un después¨ en su carrera, según su definición.

“Me convocaron desde Secretaría de Presidencia para tener una entrevista donde se trataría el tema de la gastronomía en Casa Rosada. En ese momento no entendía mucho de qué se trataba. Cuando llegué me comentaron que la cocina estaba en muy malas condiciones, que se comía bastante mal, y lo comprobé con mis propios ojos: ¡era catastrófico! Así que acepté hacerme cargo pero les pedí tiempo para poner en orden todo eso. Fueron dos meses de un trabajo muy fuerte, y después arrancamos”, recuerda Dante, respecto al desafío que se planteó en su carrera, hace ya dos años.

Liporace hizo parte de su carrera en España, donde sumó experiencia e ideas nuevas, y a su retorno a nuestro país, le dio vida a ¨Tarquino¨, un emprendimiento gastronómico de ¨alta cocina¨, ubicado en una de las zonas más exclusivas de Buenos Aires, que no tardó en convertirse en el favorito de celebridades y personalidades destacadas, que cerró sus puertas en 2016.

De allí data la primera vinculación con el primer mandatario nacional, ya que, según recuerda Dante Mauricio Macri había sido comensal, pero nunca tuve una charla con él más que saludarlo en alguna mesa. A ‘Tarquino’ iba mucha gente, y porque me conocían de ese lugar fue que me llamaron para trabajar en la Casa Rosada”, reconoce.

Sin dudas, a la suerte que hay que ayudarla con esfuerzo, y Dante se abocó a eso. Hoy está a cargo del almuerzo del Presidente y los funcionarios, del comedor del personal y de los eventos oficiales.

“Hoy, la Casa de Gobierno parece un hotel de cinco estrellas. No buscamos hacer una vanguardia como la que yo proponía en ‘Tarquino’, porque acá la gente no viene a vivir una experiencia gastronómica. El desafío más grande era que uno de los lugares más importantes  del país, tenga una gastronomía de excelencia¨, señala, el bahiense que, entre otras personalidades, ha tenido los desafíos de cocinar para George Bush (padre), Jimmy Carter, y para ministros de Vladimir Putin, y hoy se desempeña a diario al frente de la cocina presidencial.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: