Casa Chona, gastronomía familiar  bahiense a puertas cerradas

Siguiendo tendencias de nivel mundial, hace unos diez años que en Buenos Aires existen lugares para ir a cenar a puertas cerradas, lugares privados que son manejados por emprendedores de la gastronomía, que eligen esta modalidad para despuntar su gusto por la cocina. La tendencia no tardó en llegar a nuestra ciudad y hoy en día existen diversos espacios que han adoptado este recurso.

Image description
Image description
Image description

Casa Chona es pionera en la ciudad, una oferta entre la gastronomía y la cultura.

In Bahía Blanca dialogó con Franco Stella, dueño, coordinador y cocinero de Casa Chona. “El lugar surge en diciembre del 2014, ese mes hicimos la primera cena en casa que fue organizada para diez amigos” recuerda Franco. Sobre la inquietud que lo llevó a lanzarse al mundo de la gastronomía comenta que “no soy cocinero profesional, soy autodidacta y siempre me gustó invitar a gente a cenar y es por eso que mis amigos me impulsaron a empezar a cocinar para otras personas”.

Sabemos que la difusión de un lugar gastronómico que no se presenta con una exposición tradicional de local comercial cuenta con otro tipo de recursos a la hora de hacerse conocidos. “Como la primera cena fue buena, al siguiente mes volvimos a repetir la experiencia y fue así que empezaron a venir personas cada vez más desconocidas, amigos de amigos de amigos y se empezó a generar un boca en boca que llevó como un año para que esté bien difundido el proyecto. A pesar de la ampliación de personas que comenzaron a venir, nunca quisimos cambiar la premisa de abrir una o dos veces por mes” cuenta Franco sobre los cuatro años de experiencia en el rubro.

Respecto al tipo de público que visita Casa Chona, Franco es muy preciso para describir el perfil “nuestros clientes son personas que gustan de comer, que saben comer y que están buscando alguna propuesta no tan tradicional. Ya han ido a la mayoría de los lugares de la ciudad y están abiertos a algo nuevo. Acá la gente la pasa bien, entonces después recomiendan el lugar y eso nos trae mucho público. En general es un público de clase media que está acostumbrado a salir”.

Sobre la actualidad económica del país y cómo afecta al mundo gastronómico, desde Casa Chona señalan que “en este último tiempo, si bien seguimos trabajando igual y nunca nos tomamos el proyecto como para hacer una diferencia económica, nos ocurre que con la crisis inminente los márgenes de ganancia se achican porque las materias primas están muy caras y uno no puede trasladar todo eso al valor de la cena”.

Respecto al menú con el que cuenta Casa Chona para deleitar a los comensales, Franco apela al recurso emotivo de rescatar esas recetas que lo han hecho feliz “nosotros ofrecemos una fusión de comidas entre lo que hacía mi abuela y las de mi mamá, a eso le sumo comidas que he ido aprendiendo y que me gustan” y agrega que “las características principales de Casa Chona es que es un lugar con una decoración particular y la idea es que la gente venga y este largo rato porque ofrecemos un menú de cuatro pasos en el ni bien llegas ya estás picando algo y tomando un vermut mientras escuchas música en vivo. Es un lugar donde te gustaría ir”.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: