Caponata y buen tapeo: una propuesta de EMME que se adapta a cualquier paladar

Es turno de hablar del concepto del tapeo, desde Emme Bistró se lo ha adaptado al paladar bahiense con la finalidad de devolverle la identidad y comenzar a ponerlo en valor porque en nuestra ciudad no se ha utilizado demasiado.

Image description
Image description

La idea del tapeo es simple, por cada copa que se bebe se come un pan con algún ingrediente especial sobre él, por esto recibe su nombre. Los cantineros o fontaneros tapaban la boca del vaso o la copa con el pan que siempre llevaba algo arriba, de esta manera, para poder beber el contenido, antes se debía comer el pan. Por lo general el pan llevaba algún tipo de queso. De esta manera, se podía hacer una base para que las bebidas no le cayeran mal a quien iba en busca de un trago. Con el paso del tiempo, el tapeo se transformó en grandes picadas y hoy pueden encontrarse en muchas de las barras de la ciudad.

Desde Emme Bistró, una de las opciones que ofrece el Vasco Álvaro Aristizábal es el pan de remolacha. En su canal de Youtube Vasco Aristizábal” o desde su web “www.aristizabal.com.ar", el chef comparte variadas recetas de platos que pueden encontrarse en Emme, entre ellas se encuentra la del protagonista de esta nota.

El pan de remolacha es fantástico, porque a partir de mantener toda la fibra y el azúcar de su ingrediente principal toma un sabor dulce con una textura diferente. Para ofrecerlo en el tapeo de Emme, el Vasco apenas tuesta rodajas de pan por los dos lados logrando que por fuera estén crocantes y blandas por dentro. Para aquellos que gustan del ajo, se corta un diente en dos y con su interior se frota levemente sobre la superficie sin romper el tostado, de esta forma se logra perfumar el pan agregándole valor. Luego, se elige el tipo de ricota que más le guste a quien va a degustar el plato. Este pan antecede al plato principal, la Caponata.

La Caponata es un plato de origen italiano de los llamados antipasto. Consiste en cocinar en una olla distintos vegetales, por lo general de origen mediterráneo entre los cuales encontramos las berenjenas, los zuccinis o zapallitos verdes, cebolla morada, blanca o de verdeo, ajo picado o  en láminas. A esto se le agrega una gota de aceite de oliva y un poco de vino. Cuando se evapora el alcohol se le agrega caldo en la olla preferentemente de fondo grueso. “El secreto de la Caponata es cocinarla y que al mismo tiempo se enfríe, si puede ser 24 horas mejor así concentramos el sabor mediterráneo”, nos dice el Vasco. Hay quienes luego de la cocción guardan la preparación con su jugo en la heladera, hay otros que lo utilizan para conservas agregando un poco de limón y de aceite de oliva.

El Vasco conjuga en el plato, las verduras de la Caponata, el pan de remolacha y la ricota desgranada. A esta presentación se le puede agregar alguna hierba, algún fruto seco, almendras o pistachos, de esta manera se logra un plato vegetariano. Para quienes gustan de la carne, con solo tres fetas de pastrón por persona bien presentadas en el plato son suficientes. Acompañadas por un vino jóven, un acerveza o un cynar julep hacen de esta una gran opción a la hora de elegir entre la carta de platos de Emme Bistró.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: