Puja entre el patrimonio histórico y el negocio inmobiliario

Un ambicioso proyecto pretende recuperar la histórica y abandonada esquina de Brown y Av. Colón. Opiniones opuestas entre los profesionales.

Image description

Un marcado contrapunto se generó entre el Colegio de Arquitectos y el Colegio de Ingenieros de Bahía Blanca, en relación al futuro de un gran inmueble sin uso donde funcionaba un centro comercial.

La céntrica esquina de Avenida Colón y Brown continúa siendo tema de debate y sobre la cual seguramente miembros del Concejo Deliberante buscarán variadas opiniones antes de resolver sobre el proyecto de construcción de una torre, por vía de excepción, de 19 pisos.

El desarrollador de la iniciativa propone la conservación de la fachada, un sector comercial en planta baja, y oficinas y uso administrativo en el resto de la construcción.

El Colegio de Arquitectos, a través de sus autoridades, sugiere revisar el proyecto y hacer una edificación menos ambiciosa, ya que esa cantidad de pisos “generan movimiento de bases y que poco podrán conservar cuando empiecen a trabajar.

“Desde el punto de vista técnico no es muy factible conservar cuando hacen una intervención tan intensa”, dijo la directiva Laura Villalobos, quien además pidió “un gradualismo en cuanto a las volumetrías y que no aparezcan estas torres puestas que destruyen el sector y el paisaje”.

Además, la especialista había remarcado anteriormente que “los elefantes blancos no existen” y que “eso es lo que se suele creer de estos edificios patrimoniales, porque requiere trabajo para generar una propuesta respetuosa y creativa del patrimonio, hacer uso adecuado de estos edificios y destacar los valores de un bien que puede ser utilizado sin afectar sus cualidades”.

En tanto, el Colegio de Ingenieros celebra la aparición de una iniciativa que vuelva a dar vida a un sector céntrico abandonado.

Por medio de su presidente, Alejandro Dichiara, subrayan que la nueva edificación quedará “retirada de las dos líneas municipales de Colón y Brown” y que “no es visible del todo la torre ya que en una primera vista, lo que ya está construido queda de manera visible intacto como está hasta ahora”. “Hablamos que lo que hoy está y no se discute si se va a demoler, no existe eso en el proyecto. Se va a integrar lo nuevo a lo existente. Es darle solución a un espacio en pleno centro de la ciudad, que hace años no tiene la posibilidad de ser recuperado para su uso”, finalizó.

Inaugurado en 1909, allí funcionó inicialmente el Hotel Sudamericano, luego el Gran Hotel Atlántico y posteriormente el Ocean Hotel.

Tras distintos traspiés, pasó a tener un uso comercial con la instalación de Galerías Ocean, y desde 1980 a 1997 el Centro de Compras de la Cooperativa Obrera.

El último comercio que abrió sus puertas en ese espacio fue la cadena de electrodomésticos Ventura, de cuyo cierre se están por cumplir 15 años.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: