Inflación de enero: para el CREEBBA el IPC en Bahía fue del 2,4%, con un aumento del 45,1% interanual

El CREEBBA local presentó el Índice de Precios al Consumidor de enero que volvió a sufrir una leve aceleración. El promedio general de precios minoristas avanzó un 2,4% con respecto al mes anterior registrando así un significativo incremento general del 45,1% respecto a enero 2018.
 

Image description

Durante el mes de enero último en Bahía Blanca, el mayor aumento a nivel capítulos tuvo lugar en salud, con un alza del 6,7%. El mismo respondió a incrementos del 18,3% en medicamentos y del 4,9% en elementos para primeros auxilios. Esparcimiento se ubicó en segundo término con una suba del 4,3% debido a incrementos del 11,8% en diarios, 8,4% en revistas e influenciada fundamentalmente por repuntes de tipo estacional por la temporada alta estival. Bienes y servicios varios se ubicó en tercer término con un incremento del 3,9% debido a alzas del 4,9% en artículos de tocador para la higiene y el cuidado personal.

El director y economista del CREEBBA, Gonzalo Semilla explicó que “la inflación sufrió una leve aceleración respecto al final del año, pero continuó por el mismo sendero”, al tiempo que aseguró que “cuando uno observa el interanual sigue siendo la misma tendencia. Pero se estima que durante el año baje un poco y descienda del 45% y se coloque entre un 28% a 31%, que sigue siendo un nivel de inflación muy alto”.

Respecto a la principal preocupación que surge del índice, Semilla afirma que “el año pasado el rubro que más aumentó fue el de alimentos y bebidas, con casi un 50% y eso afecta principalmente a la clase media y baja. Esperemos que este año no exista un fuerte impacto en este rubro, porque un segundo año de sufrir estos aumentos en bienes primarios no es algo aconsejable”.

“El comerciante prefiere tener disponibilidad de efectivo, por eso opta por hacer promociones con esa modalidad de pago por sobre el débito o el crédito. Hace un descuento, baja su rentabilidad pero es lo que le permite afrontar gastos diarios, es por eso que el comerciante minorista es el que está asumiendo la diferencia entre la inflación mayorista y la minorista” analiza el economista sobre la realidad del comerciante y añade que “entiende que no puede seguir transfiriendo los aumentos a los precios de góndola porque sabe que no vende de esa manera”.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: