Garbarino pagó los sueldos en dos veces y comienza la preocupación

La cadena de electrodomésticos que cuenta con alrededor de 250 locales a lo largo de todo el país y cerca de 4300 empleados debió abonar los sueldos a través de dos depósitos por “falta de liquidez”. En nuestra ciudad, los empleados de la firma cobraron la primera mitad a primera hora del viernes 8 y la segunda mitad cerca de las 18 del mismo día. ¿Cuáles son los motivos de esta modalidad de pago?

Image description

La caída de ventas, la baja en el consumo, la inflación no solo afecta a los pequeños y medianos empresarios a la hora de cumplir con los pagos de sueldos a sus empleados, es que dentro del sector del retail en el mercado bahiense, Garbarino (al igual que las marcas Frávega y Musimundo), atraviesa una serie de turbulencias que han visto afectada su estabilidad económica a punto tal de no poder garantizar el pago de los sueldos de una sola vez.

A partir de la baja en ventas de electrodomésticos -que presentan un margen de ganancia cada vez más chico-, la empresa con presencia en Bahía Blanca tomó como estrategia financiera la venta de créditos propios para luego vender los pagarés correspondientes a seguros o fideicomisos interesados en comprarlos, de esta manera se asegura la liquidez para el pago de los sueldos de empleados de la cadena con más de 75 años de trayectoria en la Argentina.

En la actualidad la toma de deudas a futuro, más la presión fiscal, los altos intereses y los servicios cada vez más caros hicieron que a principio de marzo se vea afectada la liquidez de la empresa y, como consecuencia, el pago de sueldos. Si bien la medida de abonar el 50% del monto total a cada empleado se hizo efectiva el viernes por la mañana, se logró garantizar la totalidad del depósito a los empleados de la firma en Bahía Blanca pasadas las 18 del mismo día gracias a los ingresos de dinero por la venta de los pagarés en fideicomiso.

La realidad de los empleados no es exclusiva, muestra de ello es que los trabajadores de la firma Musimundo en nuestra ciudad recibieron la acreditación de haberes en dos partes y con más de 72 horas de diferencia entre un depósito y otro. Si bien, hasta el momento la situación está normalizada, los empleados se mantienen alertas por  las medidas que puedan tomar las empresas a futuro, es por esto que en este mes se han encendido las alarmas para estar pendientes de lo que pase con los sueldos en próximos meses.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: