Empleados de Comercio: celebración y paro en Bahía

En Argentina el Día del Empleado de Comercio es el 26 de septiembre, pero desde hace cuatro años esa fecha se traslada para el lunes anterior o posterior para garantizarle al trabajador un fin de semana largo. Este año en especial se dio la particularidad que al asueto por su día se sumó el paro nacional convocado por la CGT para el día martes. En este contexto es que IN Bahía Blanca dialogó con el Secretario General del Sindicato de Empleados de Comercio, Miguel Aolita.

Image description

Sobre la celebración del día lunes, Aolita destaca que “hicimos una recorrida por los diferentes comercios y encontramos el caso de un supermercado chino, que es una problemática que tenemos siempre, habían hecho trabajar a sus empleados faltando al acuerdo que habíamos firmado. Automáticamente bajaron las persianas y las compañeras pudieron ir a descansar a sus casas”.

Respecto a las últimas mediciones que el INDEC lanzó sobre el tercer trimestre del año, Miguel Aolita asegura que “el 3% en la baja de la desocupación no se ve reflejado porque el primer desempleo que baja es el trabajo no registrado y eso no modifica las cifras de los gremios”. Sobre la situación actual de los trabajadores mercantiles, Miguel Aolita explica que “tenemos un padrón de 14500 afiliados, altas y bajas hay todos los meses. Lo que si hoy nos está costando mucho reinsertar laboralmente a trabajadores que están desempleados. Antes con nuestra bolsa de trabajo cada quince días podíamos reinsertar a ese trabajador”.

En el marco del paro nacional convocado por la CGT,  Aolita remarca la postura adoptada por el gremio “nosotros somos orgánicos y es por eso que también nos hemos adherido al paro nacional convocado por la CGT, le hemos trasmitido a nuestros compañeros que el que quiera parar tiene toda la libertad de hacerlo por derecho constitucional”. Sobre los reclamos que llevan adelante según Aolita  “lógicamente estamos pidiendo desde nuestra federación una recomposición salarial, llevamos firmado un 25% de aumento y ya ha quedado atrasado pensando en que la proyección a fin de año es de un 40% de inflación. Si hay aumento de salario hay circulación de dinero y los que hacen circular el dinero es la clase trabajadora”.

“Los comerciantes se quejan cuando andan mal y cuando andan bien. Lo que pasa es que siempre nos piden a los trabajadores que seamos socios cuando la cosa anda mal y cuando la cosa anda bien no lo somos. Por eso siempre el trabajador es la variable de ajuste” finaliza Miguel Aolita haciendo referencia a las mesas de negociación que habitualmente llevan adelante con los dueños de diferentes comercios de la ciudad.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: