Estudio Faure: desde 1954 brindando asesoramiento contable a través de sus tres generaciones

Desde hace 60 años, la familia Faure se dedica través de su estudio al asesoramiento contable e impositivo como así también al desarrollo de inversiones y administración de emprendimientos inmobiliarios y agropecuarios.

Image description

Historia

Estudio Faure nació como estudio contable en una Argentina promisoria y luchadora. Los comienzos datan del año 1954 cuando empiezan a surgir del Instituto Tecnológico del Sur (lo que hoy en día es la Universidad Nacional del Sur) los primeros egresados en Ciencias Económicas. El recién egresado Jorge Félix Faure, en compañía de Elio Gentili, (un socio de la misma promoción) deciden incursionar en un campo profesional muy poco desarrollado hasta ese momento: la Auditoría Contable. Dentro de esa área, derivan su especialización hacia el sector del cooperativismo agrario, que en ese momento insinuaba un alto grado de desarrollo dentro de la economía regional.

Durante muchos años el Estudio se constituyó en referente obligado dentro de esta actividad, llegando a auditar en forma simultánea un total de 27 cooperativas entre agropecuarias y de servicios públicos, incluyendo a nivel nacional, la Asociación de Cooperativas Argentinas. Con el correr del tiempo se incorporó a la firma la segunda generación de contadores a través de Guillermo D. Faure y posteriormente la tercera generación con Darío J. Faure en el año 2003.

“La idea original fue de mi abuelo, quien fue de la primera camada de contadores de Bahía y luego de trabajar en el Banco Provincia, decidió poner su propio estudio. Arrancó asociado a Elio Gentili, después se sumó Oscar Rueda y el estudio empezó principalmente con auditorias de cooperativas agropecuarias, siendo lo fuerte del estudio. Al tiempo se sumó mi padre que también es contador y, si bien ya venía trabajando en el estudio, en el 2003 me sumé definitivamente, siendo la tercera generación de contadores”, comenzaba a relatar Darío Faure en su diálogo con IN Bahía Blanca.

Ingreso al desarrollo inmobiliario

“Obviamente el estudio fue mutando. Cuando yo arranque era el estudio clásico impositivo contable y en el 2004 me llegó una propuesta del club San Lorenzo del Sud para hacer un edificio porque el club debía vender un inmueble por cuestiones propias de ellos. Lo charle con mi padre, hablamos con dos/tres inversores y a partir de ese edificio, comenzamos el área de desarrollo inmobiliarios. De todas formas, era algo que venía pensando.

Hace un par de años encontré de casualidad un papel que había escrito en el 2002/2003 que decía lo que yo quería del estudio a diez años. Dentro de esas metas que me había puesto, estaba potenciar inversiones inmobiliarias. Fue bastante raro ver ese papel después de tantos años y ver también como uno se va enfocando porque muchas de las cosas que fui haciendo que pensé que eran porque el tiempo te va llevando, me di cuenta que ya las tenía en la cabeza. Ahora, a partir de ver ese papel, todos los años anotó las metas para el año siguiente”.

Épocas de trabajo

“Tenemos dos actividades bien diferenciadas. La parte de desarrollos inmobiliarios y la del estudio contable. En esta última parte gracias a Dios hemos crecido y venimos creciendo bastante año a año y en desarrollos inmobiliarios también hemos crecido pero tiene mucho que ver con la cuestión macroeconómica y de mercado. Ante esto tratamos de ir adaptándonos e ir buscando donde vemos que hay mayor demanda. En este país hay que ir adaptándose permanentemente”, explicaba Darío a propósito de un estudio que supo consolidarse, perdurar e incorporar con éxito familiar e institucional a las generaciones siguientes.

Actualidad

“Gracias a Dios estamos bien, no nos podemos quejar. Sabemos que estamos en una sociedad donde la situación es difícil, la economía no repunta pero estamos con proyectos nuevos. Este año estamos empezando nuevos edificios, terminando otros y con intenciones de seguir haciendo nuevos edificios. Estamos con una escala con la que estoy contento y sabemos que el temor en la Argentina siempre está por lo que puede llegar a pasar, pero ante eso me parece que lo que hay que hacer es tratar de ser lo más inteligente posible con las decisiones que se toman, no ser impulsivo y trabajar”.

Características del servicio y objetivos 2019

“Tanto en la parte de desarrollo inmobiliario como en la parte de estudio contable la confianza es clave porque sería horrible trabajar con alguien en quien no se tiene confianza. En cuanto al servicio, siempre digo que tenemos ser los mejores de Bahía y eso trato de inculcarlo a todo el equipo de trabajo”.

“En el papel de las metas para este 2019 están: la cantidad de edificios que quiero construir, el avance que quiero de los edificios que están en construcción, los edificios que quiero que se terminen, organizar algún emprendimiento fuera del país, organización de la forma de trabajo y armar videos con novedades impositivas para enviarle a los clientes”.     

El trabajo en familia

“Nunca trabaje en una empresa que no sea familiar así que no podría hacer un análisis comparativo. Pero sí he tenido la ventaja que cuando a lo mejor tengo ciertas reacciones o actitudes por ser impulsivo, me han tolerado porque saben como soy. Pero sin dudas la confianza en la familia es muy importante para el equipo de trabajo. También destaco que a veces la diferencia de edad y de la forma de ser es un complemento, aunque hay ciertas desventajas del trabajo familiar como por ejemplo el no saber cortar, es decir estar hablando de trabajo un domingo al mediodía almorzando en familia, que es una gran desventaja al ser una empresa familiar. A su vez, otra puede ser que las relaciones de trabajo afecten las relaciones personales pero afortunadamente esto no ha pasado”.

Para finalizar, Darío afirmó: “Es muy gratificante cuando vienen clientes recomendados por otros clientes y al que viene por primera vez le diría principalmente que se quede tranquilo que uno va a tratar bajo todos los medios retribuirle esa confianza que nos brindaron al elegirnos”.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: